Los riñones son un órgano vital. Eliminan el exceso de líquido y las toxinas del cuerpo, regulan el equilibrio ácido-base y la composición de la sangre, influyen en la presión arterial y en la fortaleza de los huesos (al regular la cantidad de calcio en la sangre y la vitamina D).

La enfermedad renal no sólo está asociada a un malestar considerable (imagine lo difícil que puede ser la vida si tiene que orinar demasiado rápido o tiene un dolor agudo durante un cólico renal), sino que también puede aumentar el riesgo de sufrir un ataque al corazón, un derrame cerebral o hipertensión.

Sólo 6 consejos, sencillos y económicos: ¡conviértelos en tus hábitos para mantener tus riñones sanos!

Nº 1 - Nutrición

Los alimentos que son buenos para los riñones son bajos en proteínas, azúcar, sal y especias y se comen de manera uniforme a lo largo del día (sin comer en exceso y sin largos períodos de ayuno). Reduzca la cantidad de sal en su dieta a 5 g al día, en la carne, los embutidos, los alimentos procesados, la carne y el pescado en conserva. Cuando planifiques una dieta de adelgazamiento, evita las dietas proteicas como el huevo, el requesón, la dieta japonesa y la dieta Dukan. Aunque proporcionan una rápida pérdida de peso, son malos para los riñones.

Son útiles los alimentos con ácidos grasos omega-3, las frutas y verduras frescas, los frutos secos, especialmente las nueces y las almendras (un puñado del tamaño de tu puño al día).

Nº 2 - Régimen de consumo

Para el funcionamiento normal de los riñones, la prevención de la formación de concreciones (cálculos renales y arena) y, especialmente, en caso de infecciones del sistema urinario, deben consumirse unos 1,5-2,5 líquidos al día. Todo cuenta: primer plato, té, compotas, agua. El líquido elimina las toxinas acumuladas, las sales y las infecciones.

No sobrepase este volumen en exceso, ya que puede sobrecargar los riñones y el corazón y reducir el contenido de sal y minerales del organismo.

¿Cuánta agua debo beber al día? La dosis óptima es de 30 ml de agua por kilo de peso para un adulto.

¡Interesante! Por los riñones pasan unas 300 veces la sangre en un día, lo que supone unos 1.500 litros.

Es aconsejable limitar las aguas minerales con alto contenido en minerales, los zumos concentrados dulces y los refrescos. Las infusiones de hierbas, el zumo de arándanos y el té verde son útiles.

Nº 3 - Actividad física

La actividad física moderada reduce los riesgos de obesidad, diabetes de tipo 2, enfermedades cardiovasculares e hipertensión arterial. El ejercicio es:

¿Qué tipo de deporte debo elegir si tengo una enfermedad renal? Durante las exacerbaciones, debe descansar, y el resto del tiempo debe hacer yoga, pilates, callanetics, caminar a paso ligero, ciclismo, fisioterapia y otros ejercicios que se realizan a un ritmo moderado o relajado sin esfuerzo muscular. Los deportes con riesgo de derrames cerebrales, caídas o un aumento significativo de la frecuencia cardíaca son indeseables.

Nº 4 - Dejar el tabaco y el alcohol

El tabaquismo y la nicotina provocan vasoespasmos y mala circulación, incluso en los riñones. Cuanto más tiempo se haya fumado y el número de cigarrillos al día, mayor será el riesgo de sufrir daños renales e incluso de desarrollar cáncer de riñón.

El alcohol aumenta la carga de los riñones, que son los que eliminan las toxinas que se producen cuando el alcohol se procesa en el hígado. Los efectos del alcohol varían en función de la cantidad, la frecuencia y la potencia de la bebida, así como del estado de salud. Los pacientes con urolitiasis, por ejemplo, pueden sufrir un cólico renal y un bloqueo parcial o total de la salida de la orina por un cálculo existente. Un síntoma característico del deterioro de la función renal es el temblor de las manos cuando se está colgado. Está causada por unas proteínas llamadas crioglobulinas en la sangre.

Nº 5 - Cuidar de uno mismo

Los factores que contribuyen a la enfermedad renal son: las infecciones, los trastornos metabólicos, el estrés por frío, el ejercicio, el estrés y las enfermedades no tratadas. Si quieres mantener tus riñones sanos, acude al médico a tiempo si algo te molesta y no descuides las revisiones preventivas para un diagnóstico precoz.

Compartir consejos con los demás

Contacto:

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Dirección:Av. Monseñor Bufano, B1778 Cdad. Evita, Provincia de Buenos Aires, Argentina

oficina de correos: [email protected]